La pelea del siglo

 

por  Lemay Padrón Oliveros/blog guajiroarrepentio

 Se vendió como pan caliente. Era la Pelea del Siglo, pero terminó siendo una de las grandes decepciones del boxeo en las últimas décadas.

 La batalla celebrada el pasado sábado entre el estadounidense Floyd Mayweather y el filipino Manny Pacquiao no dejó legado alguno al pugilismo rentado, ese que se basa sobre todo en el espectáculo. Sobre el ring se vio lo que se preveía, un Mayweather corriendo el ring para evitar los embates de Pacquiao y contragolpeando como el maestro que es, siempre que tuvo oportunidad. Al final “Money” terminó conectando muchos más golpes que “Pacman”, pero este último anunció que boxeó con un hombro lesionado, y quiere revancha. Bueno, si me fueran a dar 100 millones de dólares por perder yo también querría revancha.

 Lo cierto es que lo visto en el lujoso hotel MGM Grand de Las Vegas no valió la pena para quienes llegaron a pagar hasta 60 mil dólares por asientos cercanos al ring. Se dice que los asientos más baratos superaron los siete mil dólares, y eso no cuadruia muy bien con el hecho de que el ganador haya sido abucheado al final, y silbado durante toda la pelea. Los precios de las entradas superaron con comodidad a los de otros eventos como el último Superbowl, el juego de las estrellas de la NBA o la final del Mundial de Brasil entre Argentina y Alemania.

 Como se esperaba, Mayweather sacó ventaja de su mayor estatura y alcance para hacer fallar constantemente a Pacquiao, que se vio totalmente dominado por la rapidez e inteligencia de su contrario. Eso también es boxeo, pero no es lo que la gente quiere ver cuando se arma tanto revuelo, incrementado porque el combate se retrasó por casi una hora y puso más nerviosos que de costumbre a los 16 mil 800 acomodados en las butacas del recinto, y los miles de millones de televidentes aunados por las cadenas televisivas HBO y Showtime, usualmente rivales.

 Y es que de eso se trata; no basta con armar el show para luego no colmar las expectativas.

 Mayweather mantiene su invicto, pero difícilmente borrará la sombra de no haber concretado este pleito mucho antes, antes de que Pacquiao fuera noqueado por el mexicano Juan Manuel Márquez y perdiera encanto.

Si dejamos el dinero aparte y nos concentramos en el boxeo: nada de Pelea del Siglo, a lo mejor pudo serlo cinco años atrás.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s