Inicia el año 55 del bloqueo de EEUU contra Cuba

Publicado: 10 febrero, 2016 en América Latina, Barack Obama, Cuba, Educación, Internacional, Opinión, Política, Salud, Sociedad, Uncategorized, USA, Variada
Etiquetas:

Bloqueo-de-EEUU-a-Cuba

Tomado de Cubadebate

Por Miguel Fernández Martínez

Con una estela de daños que suman más de 121 mil millones de dólaresEl bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos a Cuba desde febrero de 1962, comenzó a transcurrir su año 55, .

Cuando el 7 de febrero de 1962, el presidente estadounidense John F. Kennedy hizo efectiva la aplicación del bloqueo contra la isla -irónicamente calificado como “embargo”-, quedó evidenciada la verdadera cara de la política de Washington hacia una Cuba dispuesta a defender su soberanía e independencia.

El 7 de febrero de 1962, mientras la niña cubana Madelín celebraba su cumpleaños número cinco junto a su familia, Kennedy aplicaba la Orden Ejecutiva Presidencial 3447, amparada en la Sección 620a de la Ley de Ayuda Extranjera, que buscaba rendir por hambre a un pueblo rebelde que cerraba filas en torno a sus jóvenes líderes.

Hoy Madelín, jubilada a sus 59 años, madre de dos hijos y abuela de dos nietos, sigue sufriendo las consecuencias de una de las más crueles e inhumanas medidas de presión aplicadas contra una nación que persiste en defender su derecho a la vida.

Después de acumular fiascos y frustraciones en 11 administraciones presidenciales, el 17 de diciembre de 2014, el mandatario estadounidense, Barack Obama, reconoció que el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba fue un fracaso, es obsoleto, y no cumplió los objetivos de dañar y aislar al pueblo cubano.

Obama, el único presidente de Estados Unidos en activo que llamó a levantar el bloqueo contra Cuba, está usando sus prerrogativas ejecutivas para modificar su aplicación, y reclama reiteradamente al Congreso de su país que se ponga fin, de manera legal a tan draconiana práctica.

Pero los esfuerzos de Obama, aunque contribuyen a que se vaya allanando el camino hacia un restablecimiento de relaciones entre ambas naciones, no podrán avanzar hasta que el poder legislativo derogue un entramado de leyes, entre las que “distingue” la denominada Ley para la Democracia Cubana o Ley Torricelli.

Esta ley, aprobada en 1992, establece la extraterritorialidad del bloqueo y prohíbe a las subsidiarias de compañías estadounidenses en terceros países, comerciar bienes con Cuba o nacionales cubanos.

También debe ser eliminada la llamada Ley para la Libertad y la Solidaridad Democrática Cubana o Ley Helms-Burton (1996), que codifica el bloqueo y limita las prerrogativas de la Casa Blanca, en cualquier intento por suavizar estas políticas.

Junto a las recientes propuestas de Obama, se une el clamor del pueblo norteamericano, que demuestra a diario su cansancio y rechazo a las políticas emprendidas contra Cuba durante más de medio siglo.

Según un sondeo realizado en julio último, el 72 por ciento de los estadounidenses favorece un levantamiento de las sanciones económicas a Cuba y de ellos, El 55 por ciento de los republicanos apoya el fin del bloqueo.

Miradas encontradas

Mientras que candidatos a la presidencia de Estados Unidos como Hillary Clinton y Bernie Sanders (demócratas), y Donald Trump (republicano), favorecen el acercamiento a Cuba y la eliminación del bloqueo, los senadores Ted Cruz y Marco Rubio siguen alentando al estrangulamiento del país de sus progenitores.

El 27 de enero, en un reportaje especial publicado por la cadena noticiosa FOX News, el magnate Trump, aspirante a la Casa Blanca por el partido Republicano, pidió el fin del bloqueo a Cuba, alegando que “50 años de errores ya eran suficientes”.

También la Clinton dijo hace poco que le gustaría que su país se moviera hacia el levantamiento del “embargo” (bloqueo), mediante el comercio y todo tipo de visitas.

“Quisiera ver que nos movemos hacia la normalización de las relaciones, y que por consiguiente más norteamericanos vengan y vayan, eso es algo que hizo el presidente Obama y que yo apoyé durante su primer mandato”, indicó la exsenadora de Nueva York.

Por su parte, Cruz y Rubio, ambos republicanos de origen cubano, critican abiertamente la decisión del Ejecutivo en la búsqueda de un restablecimiento de relaciones entre Washington y La Habana, y Rubio llegó incluso a amenazar con romper los nuevos nexos si llega a la presidencia.

Esa realidad hace vigentes las palabras recientemente expresadas por el canciller cubano, Bruno Rodríguez, cuando afirmó que no se debía confundir la realidad con los deseos ni las expresiones de buena voluntad.

“En asuntos como estos, solo puede juzgarse a partir de los hechos. Y los hechos demuestran, con toda claridad, que el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra Cuba está en plena y completa aplicación”, subrayó el jefe de la diplomacia cubana.

Desde hace dos días, Cuba comenzó a vivir su año 55 bajo el brutal bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los vecinos del Norte, y a pesar de los discursos y las promesas, se mantendrá firme, sin doblar rodillas, y sin olvidar la premisa que, vivir en paz, engrandece a los pueblos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s