¿Por qué Rusia dejará de ser el ‘enemigo número uno’ de EEUU?

Publicado: 26 diciembre, 2016 en Actualidad, china, Rusia, USA
1065836828
Se prevé que con la llegada al poder de Donald Trump China adelante a Rusia en la lista de las ‘principales amenazas’ para la seguridad nacional de EEUU. ¿Por qué se producirá este cambio y qué consecuencias tendrá para Rusia?

“Por primera vez en los últimos años, China ha entrado en la lista de EEUU como una de sus principales amenazas”, escribe el periodista Rostisláv Íschenko en un artículo para RIA Nóvosti. Además, se espera que las tensiones que actualmente existen entre Washington y Pekín en la región del mar de la China Meridional solo vayan en aumento en los próximos años, como consecuencia de la llegada al poder de Donald Trump.

En este contexto, lo más probable es que Rusia se muestre interesada en mantener buenas relaciones con ambas naciones, que tendrán que convivir con un conflicto potencial. Sin embargo, los vínculos que Rusia mantiene a día de hoy con China van más allá de una serie de simples acuerdos formales firmados entre los dos países. “Cuando un acuerdo se vuelve incómodo, siempre se acaba encontrando el pretexto para no cumplirlo. Pero este no es el caso”, escribe el columnista.
Todos los proyectos económicos y políticos de la región de Eurasia se basan en la idea de que, en las próximas décadas, Pekín mantendrá su posición de liderazgo en la economía mundial.  Si la economía china acaba colapsando en algún momento —y los planes de Trump van en esa dirección— el comercio chino-europeo se detendrá, junto con todos los flujos comerciales que actualmente transitan por el territorio de Rusia. El proyecto de Donald Trump es restablecer el poderío económico del país norteamericano con ayuda de medidas como el retorno de la producción y las fábricas que actualmente están en China a EEUU. Trump también quiere acabar con el desequilibrio de la actual balanza comercial entre ambas naciones, que considera que favorece al país asiático. “No es difícil entender que si esto pasa algún día, los estadounidenses no tendrán la necesidad de transportar nada a través del territorio ruso. Sus rutas comerciales a Asia atravesarán el Pacífico mientras que los productos destinados a Europa se moverán a través del Atlántico”.
La estrategia de Trump prevé que vencer a China será más fácil que vencer a Rusia. Sin embargo “un hipotético colapso del país asiático podría predestinar a Rusia al aislamiento” y rebajar su estatus al de “potencia regional”, opina el periodista.  Si se dan todas estas circunstancias, Moscú no podrá observar con indiferencia cómo Trump trata de aniquilar a su socio estratégico en Asia. “De todas maneras, mientras China se encuentre en la lista de las prioridades militares de la Administración estadounidense —y a pesar de que Washington trate de ser amistosa con Moscú—, la Casa Blanca no renunciará a su política de practicar la hegemonía global, sino que desplazará la dirección de sus ataques principales del frente ruso al chino”, concluyó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s