Venezuela, Colombia y algo más.

Por: Jacinto Bermúdez, colaborador Cubaonline.

Al releer las Reflexiones «del Comandante en Jefe me viene a la mente, aquella frase lapidaria que pronunciara en cierta ocasión Abdelaziz Buteflika, actual Presidente de Argelia, quién afirmó: “El compañero Fidel Castro Ruz tiene la virtud de adelantarse en el tiempo y regresar para contarnos lo que va a suceder”. Prueba categórica de esa facultad la tenemos en sus Reflexiones del 6 de noviembre de 2009, que cito: “Cualquier persona medianamente informada comprende de inmediato que el edulcorado «Acuerdo complementario para la Cooperación y Asistencia Técnica en Defensa y Seguridad entre los gobiernos de Colombia y Estados Unidos», firmado el 30 de octubre y publicado en la tarde del 2 de noviembre, equivale a la anexión de Colombia a Estados Unidos”.

Mi pregunta ahora va dirigida a los que lean estas acotaciones. ¿No estarían ustedes de acuerdo en pensar que “aquellos polvos son los que traen estos lodos” en la actualidad latinoamericana? Los estridentes aullidos que estamos escuchando que pretenden retrotraer a la América nuestra a la época de la edad de piedra, no son más que el resultado del trabajo lento y, si no reaccionamos, aplastante, del “Imperio revuelto y brutal que nos desprecia”.

El imperio ha servido la mesa y le retuerce el brazo a los comensales para que acaten su menú: por una parte un grupo de países que ya se han doblegado, por otra un desprestigiado ministerio de colonias sacado de la pestilente cloaca de la historia, al que le han impuesto un “sicario” general que se dedica a vilipendiar a los países cuyos gobiernos, con el respaldo de sus pueblos, se oponen dignamente a los designios del Imperio y más allá algún que otro país acostumbrado a doblegar la cerviz ante los mandatos del que pretende dominar al mundo. La Venezuela bolivariana es el objetivo principal. El Vicepresidente Mike Pence dio la orden mediante un video transmitido a través de las redes sociales, un nuevo pelele fabricado en el taller de Leopoldo López intenta surgir como ave fénix, con la diferencia que viene embarrado de materia viscosa que apesta que no parece ser lodo quien, sometido a presión, se autoproclama Presidente interino de Venezuela, escudándose en la Constitución que el pueblo aprobó y que ellos rechazaron en su momento.

Nuestro Comandante en Jefe tuvo sobradas razones para decir que el tratado de marras equivalía a la anexión de Colombia a EE.UU. y todo indica que desde allí con el discípulo de Uribe, a la cabeza; en contubernio con su ultraderechista carnal brasilero y con el apoyo abierto o discreto del magnate inmobiliario que los aúpa, se proponen intentar lanzar un golpe militar contra Venezuela. Objetivo: intentar defenestrar a Maduro y a la Revolución Bolivariana. En mi pueblo, cuando algo era tan evidente, se decía: “verde con punta: guanábana”. Parafraseando al Comandante en Jefe habría que decir que los pueblos de Venezuela, Colombia, Brasil y demás países de la América nuestra son pueblos “abnegados, trabajadores y luchadores” y “no es honesto guardar silencio ahora y hablar después…”, ante planes tan groseramente injerencistas y agresivos. Es la hora de estar preparados para el combate junto a nuestros hermanos venezolanos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s